El Papa Francisco recibió a una abuela del hogar San José en audiencia general

agosto 24, 2014

El miércoles 29 de mayo el Papa Francisco realizó la Audiencia General donde estuvo presente Amalia Luna, una abuela de 73 años, residente del Hogar San José de Mensajeros de la Paz, quien viajó al Vaticano especialmente para estar presente ese día en la Plaza San Pedro, con el fin de saludar al Papa Francisco.

Amalia Luna es una abuela de 73 años, beneficiaria de uno de los proyectos de la asociación en Argentina, quien tuvo la posibilidad de visitar y saludar al Papa Francisco, junto al Padre Ángel García Rodríguez, presidente y fundador de Mensajeros de la Paz Internacional.

Fiel a sus creencias en servir al otro, llegó al Hogar hace más de 15 años. La misma organiza las misas dominicales y brinda un gran apoyo espiritual a todo el grupo de abuelas del Hogar San José. Por ello, esto fue un sueño cumplido para ella y una abuelas del Hogar San José. Por ello, esto fue un sueño cumplido para ella y una oportunidad de distinguir su voluntad, fe y vocación de servicio.

Amalia vive en el Hogar Residencial San José, ubicado en Ciudadela y fundado en 1935. Actualmente, se atienden a más de 40 abuelas en situación de vulnerabilidad social, soledad o abandono. Las abuelas están acompañadas por un equipo de profesionales que brindan su apoyo, contención y cariño con el fin de estimular y motivar una tercera edad activa.

Antes de conocer al Papa, como parte del recorrido, Amalia y sus compañeros de viaje estuvieron en Madrid, España, donde se reunieron con el Padre Ángel García Rodríguez. Junto con representantes de la asociación en España, toda la comitiva partió rumbo al Vaticano.

El miércoles a pesar de la lluvia, estuvieron todos presentes ante el Papa, escuchando su palabra. Al finalizar la misa el Papa se reunió con el Padre Ángel.

Su Santidad el Papa Francisco y el Padre Ángel han tenido contacto desde hace mucho tiempo, especialmente en los momentos de crisis económica que Argentina vivió en el año 2001 y 2002, cuando Mensajeros de la Paz colaboró en el mantenimiento de la Residencia y Hogar Sacerdotal de Buenos Aires y de numerosos comedores sociales, siendo Arzobispo de la Diócesis el entonces Cardenal Bergoglio, hoy Papa Francisco.

«Quizá por eso no me haya sorprendido tanto la sencillez de su primera imagen como Papa, porque es la misma que recuerdo de él en su despacho o paseando juntos por las calles porteñas; sin sorpresa pero con gran emoción y por supuesto con gran alegría. Un Papa que llega a Roma del otro lado del Atlántico, de la Iglesia de Latinoamérica, y que habla español como lengua materna», resaltó el Padre Ángel ante la elección del nuevo Papa.

No comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.