Prevenir, disminuir y erradicar la violencia de género: un abordaje desde la empatía, la experiencia y la formación. 

junio 06, 2022

La violencia de género, una problemática presente en todos los ámbitos sociales, ha ganado mayor visibilidad en los últimos años gracias al avance del colectivo de mujeres y de las personas LGBTI+.

Se considera violencia de género todo acto violento dirigido hacia una mujer por el simple hecho de serlo. La misma se manifiesta no sólo físicamente, sino también de manera simbólica, a través de la discriminación, el hostigamiento y la degradación por la identidad, expresión de género u orientación sexual.

En el año 2015 en Argentina, motivado por diferentes sucesos de violencia de género, particularmente por el femicidio de una adolescente de 14 años embarazada; surge el movimiento NI UNA MENOS. Más de 300.000 personas, en su mayoría mujeres, se manifestaron por el derecho a la vida digna, segura y libre de violencia por parte de los hombres; quienes, muchas veces atravesados por un sistema patriarcal, las violentan de diversas formas. Con el correr del tiempo, la movilización se repitió cada año, haciéndose eco en distintos países del mundo.

Sin embargo, 7 años más tarde, los datos en nuestro país continúan reflejando una situación alarmante:

Entre enero y abril del 2022, en Argentina ya se registraron 104 femicidios.
Además, durante 2021, según la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia, se registró 1 femicidio cada 35 horas.
93 niñxs y adolescentes perdieron a sus madres víctimas de femicidios en lo que va del 2022. En 2021, la cifra había alcanzado lxs 181 chicxs.

En Mensajeros de la Paz Argentina, trabajamos hace 20 años, desde una perspectiva de restitución de derechos, adecuándonos también a una perspectiva de género interseccional e integral en todos nuestros proyectos.

Para que nuestro impacto se visibilice en la comunidad, acompañamos a las familias, abordando cada situación desde su complejidad y su singularidad. Con el objetivo de que cada mujer, niñx, cis y trans, conozca sus derechos y transiten cada etapa de su vida desde la libertad y la equidad -lejos de estereotipos de género que les hagan creer que deben representar un papel social determinado- llevamos adelante talleres y capacitaciones de crianza respetuosa, educación sexual integral, bullying, identidades y diversidades sexuales, corporeidades diversas, inclusión, entre otros. Estos espacios brindan herramientas y recursos que fortalecen la autoestima de lxs participantes y promueven los vínculos positivos y saludables en sus vidas.

En nuestro trabajo cotidiano, reconocemos y validamos a las mujeres cis y trans como personas autónomas, independientes y sujetxs de derecho; problematizamos la desigualdad entre hombres y mujeres, sabiendo que son temas que deben abordarse en los diferentes niveles políticos, sociales y económicos, siendo eje y agenda permanente de nuestra intervención profesional.

En esta línea, en post de contribuir por los anteriores objetivos, Mensajeros de la Paz Argentina adscribe y aplica diariamente las recomendaciones del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo. 

• Utilizar lenguaje no sexista.

• Incluir juguetes y juegos no sexistas.

• Compartir las tareas domésticas y de cuidado de niñas, niños.

• Cultivar una mirada crítica, que corte tajantemente con la censura en base a prejuicios.

• Enseñar con el ejemplo.

• Leer cuentos, historias o ver películas que desmitifiquen el amor romántico y empoderen tanto a niñas, niños y adolescentes como a las y los adultas/os.

• Practicar la solidaridad y la sororidad.

• Participar de espacios que permitan generarnos interrogantes.

• Valorar las diferencias y enriquecernos con ellas.

• Dialogar, escuchar e intercambiar pareceres.

Mensajeros de la Paz Argentina sostiene el compromiso y la convicción de que una sociedad más justa y equitativa es posible, entendiendo que es fundamental abordar la cuestión de género de forma integral e interseccional. Desde la empatía, la experiencia y la formación seguimos trabajando para prevenir, disminuir y erradicar la violencia de género.

Las autoras de la nota son parte del equipo interdisciplinario del Centro La Balsa.

  • María Cecilia Nervegna: Coordinadora del Centro La Balsa desde hace 10 años, Psicóloga Social, con formación en problemáticas juveniles contemporáneas y Adicciones. 
  • Nancy Aguirre:  Profesora y Licenciada en Trabajo Social egresada de la UBA. Se desarrolla en el área de Niñez y Adolescencia, con vasta experiencia en población en situación de vulnerabilidad social.
  • Agustina Cassina: Lic. en Psicología, se desempeña en el ámbito de niñxs adolescentes en situaciones de vulnerabilidad.

Centro La Balsa es un espacio de asistencia integral dirigido a niñas, adolescentes mujeres cis o trans de entre 8 a 17 años inclusive, que por circunstancias imprevistas y repentinas quedan momentáneamente en situación de calle y necesitan un lugar transitorio adonde alojarse, que atienda sus necesidades urgentes y contemple la ayuda necesaria para transitar el circuito subsiguiente, como así también un primer acompañamiento al cuidado de la salud integral.

Se trabaja en la promoción y protección de sus derechos, concibiendo cada situación desde la complejidad y singularidad y articulando con diferentes instituciones para lograr acompañar la restitución de derechos de cada adolescente que transita por el centro.